miércoles, 22 de abril de 2015

¿Y si nos quedamos con lo bueno?

Hola,

¿Qué tal? Espero que genial ^^

Antes que nada quería aprovechar para felicitar a todos los opositores que han pasado el test de judicaturas y sobretodo quiero enviar MUCHÍSIMO ÁNIMO a quienes no lo han conseguido esta vez y darles mucha fuerza para la siguiente.

Por otro lado, como en la última entrada hablaba de “bajones” hoy quería hablar de “la otra cara de la moneda” porque sí  queridos compañeros opositores..   la hay ^^ 

-       El horario lo decides tú: cuando estás en una empresa, no tienes más remedio que adaptarte al horario, inclusive cuando aprobemos la plaza, en cambio, mientras estamos estudiando la oposición, podemos establecer nuestro horario, de manera que, si nos lo organizamos bien,  podemos asistir a eventos que, quizá , trabajando no podríamos.
 
Los resultados dependen de ti y serán para ti. Aunque parezca una tontería, como comenté en su día, yo anteriormente trabajé cuando terminé la carrera y muchas veces pasaba que realizaba alguna tarea, pero el resultado se lo atribuía un tercero.
 
Las horas extras se te recompensan siempre (aunque con conocimientos  :D ). Cuando trabajaba también pasó que me había quedado horas extras y ni me las habían pagado ni agradecido..
Aquí tampoco nadie te agradece que estudies más, ni tampoco se te compensa económicamente, pero sí que es muy posibles que lo notes en los resultados.
 
Podemos decidir lo que estudiamos,  ya que elegimos la oposición que más nos gusta y no tenemos que aguantar obligatoriamente algo que no queremos.
 
Cada día que estudiamos es un pasito más para llegar a la esperada meta.
 
Adquirimos conocimientos.
 
.....Y estoy segurísima que hay muchísimas más.....

¿Nos quedamos con el vaso medio lleno? ;)


¡¡Mucho ánimo para todos!!

lunes, 6 de abril de 2015

Conociendo mis días de bajón y/o poco rendimiento opositoriles :P

Hola,

¿Qué tal? Espero que genial ^^

Hoy quería hablar de los famosos “días de bajón” de una oposición, yo ya he sufrido unos cuantos y he aprendido a reconocer a dichos enemigos, ya que, normalmente, suelen ser iguales o parecidos jeje

Todo empieza desde  primera hora de la mañana, suele ser un día en el que estoy muy cansada y me digo: “venga Sandra, duerme un poquito más, no te preocupes, porque como estarás más descansada, podrás estudiar más rápido aunque empieces un poquito más tarde, pues rendirás más”.

Me levanto, me aseo, desayuno y me pongo delante del temario y empiezo a estresarme porque me doy cuenta que no me dará tiempo de estudiar lo que tenía previsto. Esta vez me digo “Sandra, como has estado perdiendo media hora pensando en si vas a tener tiempo, tómate media hora más, te tranquilizas y a partir de las 11 te pones a estudiar sin ninguna excusa, un respiro no irá mal…”

Llegan las 11 y vuelvo a sentarme delante del temario, pero esta vez parece que dicho temario se ha multiplicado por 10 y dentro de 3 horas ya es hora de comer, aun así me digo “tú puedes con eso y más”, pero ese estado de euforia apenas dura 5 minutos..

Decido parar e ir a comer, teniendo la esperanza de que después de comer, estaré llena de energía y no me levantaré de la silla, aunque termine a las 00:00 de la noche..

Dicho y hecho me pongo a comer y acto seguido a estudiar muy motivada..

Media hora después…:

“Sandra, no insistas más, mañana será otro día :P “

Antes me sentía muy mal cuando tenía días como el que he descrito, pero en un blog (no me acuerdo de quien sorry) leí que, en una oposición, se tiene que aprender a vivir con ellos y, hoy día, así lo creo.

Un saludo a todos y mucho ánimo, especialmente mucha fuerza a l@s de judicaturas :D