lunes, 6 de abril de 2015

Conociendo mis días de bajón y/o poco rendimiento opositoriles :P

Hola,

¿Qué tal? Espero que genial ^^

Hoy quería hablar de los famosos “días de bajón” de una oposición, yo ya he sufrido unos cuantos y he aprendido a reconocer a dichos enemigos, ya que, normalmente, suelen ser iguales o parecidos jeje

Todo empieza desde  primera hora de la mañana, suele ser un día en el que estoy muy cansada y me digo: “venga Sandra, duerme un poquito más, no te preocupes, porque como estarás más descansada, podrás estudiar más rápido aunque empieces un poquito más tarde, pues rendirás más”.

Me levanto, me aseo, desayuno y me pongo delante del temario y empiezo a estresarme porque me doy cuenta que no me dará tiempo de estudiar lo que tenía previsto. Esta vez me digo “Sandra, como has estado perdiendo media hora pensando en si vas a tener tiempo, tómate media hora más, te tranquilizas y a partir de las 11 te pones a estudiar sin ninguna excusa, un respiro no irá mal…”

Llegan las 11 y vuelvo a sentarme delante del temario, pero esta vez parece que dicho temario se ha multiplicado por 10 y dentro de 3 horas ya es hora de comer, aun así me digo “tú puedes con eso y más”, pero ese estado de euforia apenas dura 5 minutos..

Decido parar e ir a comer, teniendo la esperanza de que después de comer, estaré llena de energía y no me levantaré de la silla, aunque termine a las 00:00 de la noche..

Dicho y hecho me pongo a comer y acto seguido a estudiar muy motivada..

Media hora después…:

“Sandra, no insistas más, mañana será otro día :P “

Antes me sentía muy mal cuando tenía días como el que he descrito, pero en un blog (no me acuerdo de quien sorry) leí que, en una oposición, se tiene que aprender a vivir con ellos y, hoy día, así lo creo.

Un saludo a todos y mucho ánimo, especialmente mucha fuerza a l@s de judicaturas :D


No hay comentarios:

Publicar un comentario