jueves, 13 de agosto de 2015

Mi plan A ha pasado a ser mi plan B

Hola todos,

¿Qué tal lleváis el estudio? Espero que genial ^^

Como había comentado en otras entradas, abrí este blog con la intención de plasmar mis vivencias opositoriles, siendo sincera a mi estado de ánimo, a mis alegrías, tristezas... ¡O lo que sea! jeje y, siguiendo "ese principio" :P , hoy quiero comentar que mi plan A pasará a ser mi plan B por decisión propia.

Explico un poquito más de mi historia para que se entienda algo mejor la decisión:

Antes de la oposición

Cuando acabé la carrera, como comenté, empecé a trabajar en un puesto que tenía relación con lo que había estudiado. Exactamente estuve en 3 empresas: en la primera estaba estupendamente, pero cambié para mejorar a los 4 años de estar en ella. En la segunda solamente fueron 2 meses, pues enseguida busqué trabajo de nuevo porque no tenía nada que ver el puesto en sí con lo que me habían contado en la entrevista y en la tercera más de lo mismo (estuve 8 meses).

Aprovecho estas líneas para aconsejar que, antes de cambiar de un puesto de trabajo en el que estéis bien y content@s, valoréis mucho los puntos positivos y negativos del próximo trabajo. Esto es, pensar muy bien lo que perderíais si el otro puesto de trabajo que os ofertan no es lo que esperáis. Pues como indico en el párrafo anterior, no siempre es todo tan bonito..

Mi decisión de opositar

Siguiendo con el punto anterior, cuando entré a trabajar en la tercera empresa, me llevé mi segunda decepción, aunque esta vez sí era lo que me habían dicho en la entrevista, pero en la empresa anterior no se podía estar (con deciros que la chica anterior a mí también estuvo dos meses y cesó por su voluntad). Entonces, siendo sincera conmigo misma puedo decir que me sentía arrepentida de haber dejado mi primer trabajo y me agobié mucho, hasta el punto en que pensé que lo normal de la empresa privada era lo de estas dos últimas empresas.

En su día también comenté que la idea de opositar, desde que me explicaron la estabilidad que tenían los funcionarios, me había rondado por la cabeza, pero como en la primera  empresa que estuve eran las prácticas universitarias y seguidamente me contrataron, no me lo volví a plantear.

Entonces, como decía, en la última empresa estaba bastante mal, ya que por un lado estaba arrepentida de haber dejado el primer trabajo y por otro, el desgaste de haber pasado por 2 empresas que no me gustaban y todo ello dio lugar a que tomara la decisión de opositar ^^

La oposición

El mundo de la oposición era totalmente desconocido para mí, no tenía ningún conocido ni familiar que hubiera opositado, entonces me dirigí a una academia y allí me explicaron todo. Me sorprendió lo de las 8 horas al día estudiando para A2 y 9 horas para A1 (hoy día me he dado cuenta que incluso la gente que prepara C1 y C2 tiene que estudiar esas horas por la competencia brutal que hay), aun así decidí lanzarme a ella pasara lo que pasara y la oposición que elegí fue la que me recomendaron, pues como decía, tampoco tenía mucha idea..

El primer día de oposición, no me enteraba de nada, estaba acostumbrada a que en la Universidad lo estudiaba todo sin dejar nada y, quienes tengáis temarios de CEF, sabréis que todo es imposible, pues hay, por ejemplo, comentarios de autores y otras cosillas que tienes que prescindir, pues para saberse todos los párrafos que tiene el temario sin dejar nada pasarían años. Además que el tiempo de cantar o escribir un tema es limitado.

Poco a poco me fui acostumbrando y llegué a aguantar las 8 horas al día sentada de lunes a domingo con un día de descanso y el preparador estaba contento conmigo, pero vas conociendo el mundo de la oposición y sabes que no vale con aprobar, tienes que ser el/la mejor, pues si hay 20 plazas y 8000 solicitudes tienes que ser mejor que 7980 personas y sabes el día que empiezas a opositar, pero no cuando la acabas. Mi problema es que vivo con mi pareja y, aunque nos podemos apañar bien, me provocaba demasiada incertidumbre el hecho de no saber cuando acabaría. Entonces hablé con mi preparador y le planteé una oposición en la que estés menos tiempo, además que no acababa de gustarme la que estudiaba, obviamente él me dijo que, muchas veces, las de menor nivel son peores, porque hay mucha competencia y porque la mayoría son inciertas (todo esto pasó cuando hice la entrada en la que contaba que había tenido un segundo bajón importante).

Analizando los "pros" y "contras" me animé a seguir, pues además de la mala experiencia que tuve en la privada, hay otra cosa que valoraría mucho de aprobar la oposición (no me refiero al salario), pero es una historia muy larga que, como dije, da lugar a una entrada entera jeje

Actualmente

Después de este mes y medio aproximadamente, he visto que sigo igual. Me cuesta mucho no pensar en cuando llegará el día que apruebe, me afectan mucho los comentarios de terceros y pienso mucho en qué pasaría si no aprobara, tengo miedo de arrepentirme por no poder seguir con el trabajo que hacía, pues como comentaba, en la primera empresa estaba muy contenta. Además, fallo bastantes veces en la constancia del estudio.

Entonces, aunque con algo de tristeza y después de meditarlo mucho, debo ser sincera conmigo misma y reconocer que no puedo estar únicamente opositando, pues son demasiadas veces las que no cumplo con el horario, el planning, etc. Si hiciera poco que hubiera empezado me daría tiempo, pero con un año y 5 meses es tiempo suficiente como para saber que no soy una buena opositora ¿Para qué negarlo? El preparador me dijo que por lo que hace la memoria muy bien, pero mi constancia era nefasta, me comentó que hay gente que no sirve para opositar al 100% y otras que no, la verdad que se lo agradezco porque con su razonamiento me abrió los ojos, en cambio supongo que habrá otros preparadores que no hubieran sido sinceros conmigo por pensar en sus intereses..

Hablé con mi pareja y me puse a buscar trabajo. Como tengo experiencia me llamaron de varias entrevistas, una de ellas me interesa mucho y debo decir que estoy en la parte final del proceso ^^ Por lo tanto, no quiero que esta entrada sea negativa. Como he dicho, lógicamente en parte estoy triste, pero en parte también contenta ¿Sabéis que pienso? Que aunque no siga con la oposición al 100% me ha ayudado mucho, pues de un examen que nos hicieron fui la primera y creo que si no hubiera opositado este tiempo no habría ocurrido.

¿Significa que dejo la oposición definitivamente?

Pues rotundamente no, diría que mi plan A que era la oposición, pasa a ser mi plan B. Es decir, mi idea es conseguir el trabajo y opositar a mi ritmo, aunque constante. Es posible que nunca llegue a aprobar, pues como dicen una oposición tienes que dedicarle muchas horas porque compites, pero por otro lado, no tendré la presión de aprobar rápidamente, porque seguiré con mi trabajo y esta vez sí puedo elegir la oposición que prefiera sin pensar en tiempo que tengo para sacarla.

Otras conclusiones a las que llegué:

- Si en la primera empresa estaba bien, ¿por qué no podría estar bien en otra? La cuestión es no desanimarse y seguir buscando. Como dice María en su blog, el conjunto de fracasos es la clave del éxito ^^

- Como sé que no se me da bien ser constante con la oposición, la puedo ir haciendo poco a poco mientras trabajo y si no tuviera trabajo, siempre estará la oposición y la habré ido avanzando poco a poco mientras trabajo, por eso se convierte en el plan B.

¿Cierro el blog?

¡NO! A parte de que quiero escribir mi experiencia opositando y trabajando :P, explicar cómo me organizo, si me funciona, etc. obviamente quiero seguir los blogs de las personas que he conocido a través del blog :) He pensado en cambiar el nombre del blog y seguramente a partir de ahora, además de las entradas de la oposición, también serán de otros temas...

¡¡Un saludo a todos y mucha fuerza!!







4 comentarios:

  1. Si crees que es lo mejor para ti,adelante!!
    En la opo,al final,lo de menos es estudiar ,es encontrarse cómod@ haciendo lo que haces.

    Mucha suerte en tu nueva andadura!!! Y no dejes de contarnos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo ;) ¡¡Muchas gracias guapa!! ¡¡Y mucho mucho ánimo para ti!!

      Nos leemos :)

      Eliminar
  2. Sandra! Valiente! A por esa nueva vida! Me parece fantástico que tengas las ideas tan claras, además yo lo veo todo muy plausible (en ambos sentidos), así que te mando toda la fuerza para la nueva rutina! Me encantaría que nos siguieras contando cómo va todo y cómo te organizas =) Un abrazo muy fuerte, OV.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola OV!

      Muchas gracias por tu comentario, me viene genial ^^ La verdad que estoy contenta, ya iré contando como me organizo ahora y qué tal me va jeje

      ¡¡Muchisisisimo ánimo para ti que eres una campeona!!

      Eliminar