martes, 6 de diciembre de 2016

Pensamientos

¡Hola!

¿Qué tal estáis? Espero que genial ^^

Llevaba mucho tiempo sin actualizar y tenía ganas de hacerlo. La verdad que no ha habido muchas novedades, pues sigo trabajando en el mismo sitio y sigue estando en mi cabeza la oposición.

En el trabajo me va bastante bien, estoy contenta, pero es cierto que sigo pensando que aprobar la oposición tiene muchas ventajas y no paro de plantearme si vuelvo a coger los libros, ya que debo reconocer que desde la última entrada finalmente no volví a tocar ningún libro, entonces hablando objetivamente he dejado de ser opositora (ello no significa que vuelva, pero debo tenerlo muy claro, ya sabéis que en una oposición o eres muy constante o no apruebas nunca).

Lo que no me gusta de trabajar en la privada es que te das cuenta que la gente que lleva mucho tiempo en la empresa están totalmente protegidos como si de funcionarios se tratara, hacen lo mínimo, se quejan de todo, hablan en voz alta sobre las pocas tarea que hacen... Si algo sale mal intentan echar la culpa a los demás y como son los trabajadores de confianza, les creen y no los ponen en duda. Tengo suerte de ser muy independiente e intentar que esas cosas me salpiquen, pero veo cada cosa que es alucinar. (Aclaro que la comparación con un funcionario es solo a efectos del hecho de tener un puesto totalmente fijo).

Después pienso en la pública y quizá la idealizo. Es posible que pasen las mismas cosas que en la privada, pero el puesto de trabajo es más seguro tanto para los que llevan mucho tiempo como para los que llevan poco y te puedes revelar ante una injusticia. Por ejemplo, supongo que si un compañero te dice que hagas una tarea suya, puedes decirle con total educación que esa tarea no te corresponde, pues ya tienes tu propio trabajo, sin que ello conlleve consecuencias. En cambio, en la privada si una persona que lleva muchos años trabajando te dice que le ayudes y tú le dices que no puedes porque tienes trabajo (teniendo en cuenta que te asignan el mismo trabajo), te puede dejar de vuelta y media delante del jefe y crearte mala fama, eso sí, no le pidas ayuda porque ese compañero siempre está desbordado de trabajo :)

Un saludo a todos y muchos ánimos, os sigo leyendo :)

6 comentarios:

  1. Pufff... yo, antes de empezar a opositar, estuve trabajando también. Era un despacho pequeñito donde pensaba que tendría opciones a aprender un montón de cosas (ya ves, era una recién licenciada). La idea de la oposición ya rondaba mi cabeza antes pero me acabó convenciendo con sólo un mes de trabajo en ese sitio del infierno. Yo creo que tuve mala suerte y que no siempre debe ser así, pero mi experiencia de: mal ambiente con los pocos compañeros que había, hacer trabajos que no servían para nada y me quitaban un tiempo tremendo, estar siempre a contrarreloj porque me decían las cosas a última hora, aguantar clientes cabreados (y maleducados) porque mi jefe se había ido a desayunar y no estaba... Mira, no hay dinero en este mundo que me pague trabajar en la privada.
    Ya digo que creo que tuve una suerte malísima pero me entra urticaria sólo de pensar en volver a un sitio así. Me quedo con mi opozulo jajajaj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Anónimo!!

      jajaja Me ha gustado mucho tu comentario y me ha recordado situaciones que viví, aunque hoy día la verdad que las cosas están mucho mejor. De todos modos, como bien dices, hay que tener suerte en la privada, porque tengo algún conocido que me ha comentado las mismas cosas que dices y estaban amargados..

      A mí me entra la duda si en la pública también pasará lo mismo.. Algún compañero que le he comentado sobre mi idea de opositar y me han dicho que idealizo porque a las oposiciones que me iba a presentar (Justicia), también se viven situaciones parecidas a la privada y todo me crea más confusión si ir estudiando o no..

      De todos modos haces muy bien en opositar porque si ganas la plaza y no estás bien en tu primer destino, siempre puedes moverte :) Yo creo que hay muchas más posibilidades

      ¡¡Mucho ánimo!! Lo conseguirás ;)

      Eliminar
  2. Hola me encantó la entrada de como preparar el tipo test acabo de empezar cn la opo de gestión al final hiciste entrada de como preparabas el examen de desarrollo xq no la encuentro y tengo curiosidad un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bits,

      Pues tienes razón, al final no hice la entrada. A ver si un día de estos tengo tiempo y la hago..

      ¡¡Muchos ánimos con Gestión!!

      Eliminar
  3. Hola, he estado leyendo tu blog un buen rato, bastantes entradas sueltas desde otras más antiguas. Resulta que yo me estoy planteando empezar una oposición de lo mío (que no es el Derecho) a pesar de mis 34 años, y antes de dar el paso me estoy mirando muchos blogs como el tuyo, que hay una barbaridad y son muy interesantes.

    Estaremos de acuerdo en que no soy una persona muy cualificada para dar consejos sobre oposiciones sin ni siquiera haber empezado, pero veo un patrón en ti muy marcado y he pensado que, quizá, hablándote sobre ello, te podría ayudar.

    Da la impresión de que eres una persona bastante cambiante, parece que la perseverancia y la tozudez a la hora de la verdad no las aplicas, aunque te gustaría (como por ejemplo llamar a tu blog "opositando hasta el fin" para luego dejarlo, o bien empezar a trabajar a medias, etc). Me identifico bastante en esto contigo, no pretendo que sea una crítica sino una observación constructiva.

    Lo que te quiero decir es muy simple. Tienes que tomar una decisión; no ahora, sino algún día. La decisión puede ser abrirte camino en la empresa privada como ya has empezado a hacerlo, o puede ser volver a los libros para sacarte una plaza. Pero, sea lo que sea lo que decidas, vas a tener que hacerlo en un 100%, y luego mantenerlo "hasta el fin". Con todos mis respetos, y tal y como está la cosa, si opositas "a media jornada" no vas a sacar la plaza. Puedes estar un tiempo así, pero cuando los exámenes se acercan necesitarás el tiempo completo. Si no estás dispuesta a dejar de trabajar para conquistar esa meta, será mejor que dejes a un lado esa idea (que no pasa nada). El pensamiento de que "ya me la sacaré", "voy poco a poco", "así no tengo presión" es totalmente absurdo. Las oposiciones hay que sacarlas a la primera, o intentarlo en un 100%, y si no se puede a la siguiente, pero lo de ir a mirar, o esperar a "tu año" es algo que no entiendo. ¿Qué pasa si "tu año" nunca llega? Hay que ir a por todas desde el principio, y aguantar hasta que no queda otra. Si no estás dispuesta, mejor será que busques tu camino en el sector privado, que también da buenas oportunidades.

    Por lo que parece cuando estudiabas no eras especialmente constante y diligente. Yo lo que te propongo es que, si algún día vuelves a ello, no te permitas la tontería de no dar tu 100%, porque todo el tiempo que dediques a estudiar será robándolo a tu vida laboral, y supondrá un enorme sacrificio.

    Así a bote pronto yo te animaría a que volvieras, pero piénsalo muy bien, y si lo decides no te dés media vuelta. Dedícate a ello en cuerpo y alma. No conozco a nadie que haya sacado su plaza y lo haya hecho de otra manera. Te dejo un artículo interesante que te puede ayudar http://bbc.in/1SnUMc8

    Un saludo y mucha suerte!

    Rodrigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rodrigo,

      Me ha gustado mucho tu comentario, por supuesto que no me lo tomo mal, pues todo lo que me dices es verdad. Lo que sí te digo es que hay gente que trabajando ha sacado la oposición, obviamente no siguiendo mis pasos, la gente que lo ha sacado ha dedicado al trabajo al 100% y a la oposición al 100% (sin partirse en dos jeje). Una chica sacó Técnicos de Hacienda trabajando a tiempo completo y estudiando, eso sí, cada minuto que tenía libre tras el trabajo estudiaba, inclusive durante el trayecto.

      A día de hoy, si soy sincera conmigo misma, no podría, porque como bien dices, me cuesta ser constante. Por lo tanto, no tengo pensado dejar el trabajo y la oposición está aparcada por el momento.

      Leeré el artículo que me has dejado, muchas gracias Rodrigo.

      Eliminar