martes, 23 de mayo de 2017

Mi experiencia con alisado japonés Paimore

Hola!

La entrada de hoy no tiene nada que ver las oposiciones, pero quería contar mi experiencia con el alisado japonés de Paimore por si a algunx le puede ayudar...

Antes de nada, quiero dejar claro que nadie me pagan por publicitar el post, simplemente ha sido un cambio importante en mi vida y quería compartirlo.

A continuación voy a explicar cómo es mi pelo sin hacer nada (es decir sin plancha, secador..), cómo tenía que arreglármelo, qué había probado y qué me ha aportado este alisado japonés.

¿Cómo es mi pelo?

Mi pelo sin pasar plancha no es ni alisado ni rizado, vendría a ser ondulado, pero NO un ondulado bonito, porque realmente se me encrespaba muchísimo. Además me hacía unas formas muy raras, tan raras que si no me pasaba la plancha parecía que iba sin peinar. Hay cabellos ondulados preciosos, pero no es mi caso, pensad que incluso cuando iba a la playa no quería mojarme el pelo por como se me ponía..

¿Como tenía que arreglármelo?

Cada día tenía que pasarme la plancha y tardaba unos 35 minutos o más porque tengo mucho pelo. Si me ponía espuma tampoco quedaba bien por lo tan solo tenía una manera de arreglarlo y ésta era pasando plancha día sí y día también.

¿Qué había probado?

Había probado de todo, pero nada funcionaba de verdad:

Alisados antiguos en los que te ponían las placas. No daba resultado porque aunque me facilitaban el peinado (se planchaba más rápido), no dejaba de ser esclava de la plancha.

Alisados de Keratina: he probado 3. Fui de las primeras en probarlo por lo que el primero que me hice, por desgracia tenía bastante formol. Con formol o no, los 3 alisados me aportaron facilidad para planchar, si antes tardaba 35 minutos, ahora quizá tardaba 15, pero me pasaba como el alisado que he comentado en punto anterior, tenía que seguir pasando la plancha. Además, con cada lavado de cabeza perdías keratina; al pasar un mes prácticamente estaba como antes.

Alisado japonés Paimore: Lo único que funciona y de verdad :) Tardé en hacerme este alisado porque cuando me hicieron la prueba de cabello para saber si me lo podían hacer me dijeron que mejor esperara, porque de tanto pasar la plancha, podría dañarme mucho el cabello. Después de un tiempo pude hacérmelo y la verdad que estoy encantada porque desde entonces NO tengo que pasarme la plancha y la gente siempre me dice "qué pelo más bonito" y cosas así.. La verdad que estaba muy desesperada por el pelo y realmente nunca pensé que algo funcionara de verdad y que no tendría que usar plancha, pero este tratamiento funciona. El pelo tratado no vuelve a coger forma rara hasta que te lo cortas, lo único que tienes que ir retocando las raíces, pero como decía, el pelo tratado con alisado japonés se queda perfecto.

Si estás harta de pasarte la plancha cada día porque eres de las que no soportas tu pelo sin pasártela, te lo recomiendo al 100%. Eso sí, te recomiendo que lo hagas con alguien que sepa, pues es un alisado que debe realizarlo alguien que realmente sea bueno en el tratamiento, ya que después tendrás que hacerte las raíces y no puede hacerlo un chapucero.

También comentar que hay dos tipos de alisado japonés de paimore (o más, pero yo conozco 2): el alisado japonés que te lo deja liso tabla y otro que se llama (krusel o algo así) que es un alisado sin encrespar más natural.

Un saludo

sábado, 13 de mayo de 2017

...Actualizando...

¡Hola a todxs!

¿Qué tal estáis? Espero que genial ^^

Quien ha leído mi blog desde el principio sabrá que yo, antes de ponerme a opositar, había trabajado en empresa privada y la experiencia no fue muy buena. Por ejemplo, haciendo el mismo trabajo había diferencias salariales y quienes cobraban más delegaban trabajo a los que supuestamente eran "asistentes" pero estos "asistentes" hacían lo mismo que los superiores, además de el trabajo delegado. Por otro lado, si explicabas esas circunstancias y expresabas que lo considerabas injusto, eras lo peor de lo peor.. Entonces, cambié en dos ocasiones de trabajo pero no tuve suerte y justo después empecé a opositar porque hay otro punto más personal que hizo decidirme.

En mi caso, la oposición tenía muchas cosas buenas: elegías la oposición que te gustaba según el temario, si aprobabas tenías trabajo asegurado y los derechos están más garantizados. No obstante no era una persona constante, por más que lo intentaba (puede leerse en varias entradas) acababa teniendo demasiados bajones. No es malo tener bajones, pues todos los opositores tienen y eso no impide sacar plaza, pero uno mismo ya sabe cuando son bajones normales y cuando la oposición no le llevará a ningún sitio si sigue en el mismo plan. La verdad que me di muchas oportunidades hasta que tuve que aceptar que en ese momento, no podía seguir.

Tuve que dar otra oportunidad a la privada, esta vez iba muy asustada porque pensaba que si otra vez salía mal, no sabría que decir a mi alrededor porque pensarían que no sirvo ni para trabajar ni para opositar. Lo que hice fue buscar un trabajo relacionado con lo que había hecho anteriormente, pero intentando encontrar algo más independiente, es decir, que no se pueda delegar o de poder delegar sea lo menos posible y que haya carrera salarial igualitaria. Tuve la gran suerte de entrar en una empresa en la que se cumplían esas expectativas y desde que acabé de opositar, sigo en ella y estoy muy contenta.

Todo esto espero que le sirva a todas las personas que, a pesar de haber decidido opositar e intentarlo, no se vean con fuerzas de seguir, para que no se hundan si deciden dejarlo definitivamente y buscar algo en la empresa privada. La oposición no es la única vía para ser feliz laboralmente, a día de hoy estoy muy bien y muy contenta en la empresa privada. Además en ella se respetan los derechos laborales y hay igualdad salarial si realizas el mismo trabajo porque tiene carrera profesional. Tampoco mentiré, he de reconocer que con todas las plazas que se avecinan me han venido muchas veces las ganas de opositar de nuevo, pero es más por el tema personal que tengo que por otra cosa.

Muchos ánimos a todos